10 RAZONES PARA NO LEGALIZAR LA EUTANASIA. DANOS TÚ LA TUYA.

Bajo una capa buenista y sensiblera se oculta algo perverso que atenta contra la dignidad del ser humano. Te damos 10 razones (como mínimo) para estar contra la eutanasia. Danos tú la tuya.

  1. Legalizar la eutanasia es legalizar el suicidio.
  2. Hay alternativa: la «muerte digna» no es eutanasia. Que no te confundan.
  3. Se basa en la indiferencia de que cada uno haga lo que quiera y que nadie se mete en mi vida, fomentando una sociedad individualista e insolidaria.
  4. Se fomenta alimentando en la gente el miedo a la muerte.
  5. Fomenta la desesperanza de los enfermos, llevándoles a rendirse.
  6. Imposible legislar el sufrimiento psicológico (que será el coladero como pasó con el aborto).
  7. Reduce la investigacion medica, la que nos ha dado el aumento de la esperanza de vida que disfrutamos.
  8. Es parte del memorandum Jaffe, que el multimillonario Rockefeller preparó para el gobierno de Estados Unidos y éste ha convertido en agenda oficial de la ONU para reduccion de población.
  9. Pensado para reducir el gasto de pensiones al Estado, que está casi quebrado.
  10. Pensado para reducir los gastos médicos de una seguridad social en quiebra.

Material preparado por el profesor
José A. Ramos-Clemente para la asociación Cristianos en Democracia.

5 comentarios sobre “10 RAZONES PARA NO LEGALIZAR LA EUTANASIA. DANOS TÚ LA TUYA.

  1. Es legalizar el derecho al «suicidio», sí, pero es también algo mucho más grave, en cualquier caso: Incluso en el supuesto de que la decisión suicida fuera plena y consciente su peculiar forma conlleva la provisión de un otro homicida que la ejecute o asista; todo derecho genera un deber, correspondiente, el derecho a la eutanasia conlleva el deber de matar, de que alguien otro se convierta en homicida, y de que —mediante sus ciudadanos y contribuyentes— el Estado asuma el patronazgo y coste de los sicarios (por demás, en la burla de hacerlo en un Sistema de Salud).

  2. No se puede legalizar la eutanasia, igual que no se puede legalizar la pena de muerte.
    Nadie es dueño de la vida de otro para decidir ya sea judicial o sanitariamente, cuando alguien debe vivir o morir. Hay medios para valorar cada situación en su contexto.
    Mas Cuidados Paliativos, mas Centros especializados, llegar a los domicilios, ayudas a la dependencia. Todo eso que debería ir en un programa de los partidos políticos que aspiran a gobernar.

  3. Esto se presta a que el Estado o las entidades privadas puedan encontrar coladeros -los que quieran- para matar a los pacientes que generan gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *